Productos químicos finos

Si bien se producen miles de productos químicos a diario para el uso del consumidor, algunos requieren una mayor pureza para mejorar la seguridad y la aplicabilidad, ya que pueden entrar en contacto directo con el usuario.

Si bien estos productos químicos no se consumen por vía digestiva, pueden aplicarse a la piel o la ropa a través de detergentes, jabones, champús, colonias, cosméticos, etc.

Las aplicaciones comunes de los productos químicos finos incluyen:

  • Cosméticos: se añaden ingredientes para aportar color, textura e hidratación a la piel.
  • Fragancias: estos compuestos orgánicos volátiles generalmente se separan por destilación. Las resinas se utilizan cuando se necesitan algunas propiedades selectivas para lograr el olor deseado.
  • Ingredientes de consumo: los ingredientes como los tensioactivos que se encuentran en el jabón y el champú se purifican mediante resinas.